Aumentar testosterona

aumentar testosterona

AUMENTAR TESTOSTERONA

Aumentar la testosterona es una de las metas de muchos hombres para sentirse mejor cada día, pero ¿De dónde viene esta tendencia?
La testosterona es la hormona masculina por excelencia, que además de colaborar en la definición del sexo durante el embarazo, tiene una relevancia vital en la vida del hombre durante todas sus etapas. Tal es la importancia, que el día a día del hombre comienza a resentirse cuando a partir de los 35 años, el nivel de testosterona comienza a bajar gradualmente. La testosterona la producen los testículos del hombre, y aunque las mujeres también tienen testosterona, en mucha menor medida.
Entre las principales funciones que desempeña la testosterona en el cuerpo del hombre, cabe destacar:
– Durante la adolescencia del varón, la testosterona es la responsable de desarrollar caracteres sexuales secundarios como el vello corporal y facial, el cambio en la voz, y por supuesto el crecimiento del órgano reproductor masculino
– La testosterona es la hormona encargada del mantenimiento y existencia de la libido o apetito sexual.
– Cobra especial importancia también en mantener un semen de calidad para lograr la fecundación, ya que provoca la formación y maduración de los espermatozoides.
– Participa también en la formación de los huesos y su mantenimiento con el paso de los años, ayudando a evitar enfermedades como la osteoporosis
– La testosterona está íntimamente relacionada con el aumento de la masa muscular y la disminución de la grasa corporal
– Tiene un papel fundamental en el bienestar anímico del hombre

Cuando empiezan a bajar los niveles de testosterona libre, el hombre comienza a sentir los efectos de un bajo nivel de testosterona: pérdida de vello corporal, fatiga, pérdida de agilidad mental, reducción de la densidad ósea, irritabilidad, mal humor (síndrome del hombre irritable), aumento de la grasa corporal, y sobretodo, y lo que más le preocupa en este sentido a la mayoría de los hombres, disminución de la libido o apetito sexual y disfunción eréctil o pérdida de firmeza en las erecciones.
Una vez que el varón entra en esta etapa de pérdida gradual de testosterona, más conocida como andropausia, el objetivo es aumentar la testosterona para recuperar los valores óptimos y volver a sentirse bien.

¿Cómo aumentar la testosterona?

Los tratamientos para aumentar testosterona, sean del tipo que sean, siempre deben estar supervisados por un médico, él será quien determine tu nivel actual de testosterona a través de una analítica sanguínea, y te prescribirá si procede un tratamiento acorde a tus necesidades. Tipos de tratamientos para aumentar testosterona:
– Parches
– Geles
– Inyecciones: La testosterona bioidéntica inyectable es la de mayor efectividad, ya que penetra directamente en nuestro cuerpo actuando de forma casi inmediata. Podemos ver resultados en muy poco tiempo. Las inyecciones son intramusculares en el glúteo, y deben realizarse con una frecuencia entre 8 y 22 días, dependiendo de cada paciente y de las indicaciones del médico especialista. Generalmente los tratamientos de testosterona duran 3 meses aproximadamente, tras este tiempo, hay un periodo de descanso en el que el paciente sigue sintiéndose bien, y pasado ese periodo, el médico decide si procede volver a someterle a un segundo ciclo.

aumentar testosterona

aumentar testosterona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*