La terapia de reemplazo de testosterona reduce el riesgo de ictus e infarto

testosterona reduce riesgo ictus e infarto

Tras un estudio detallado con 755 hombres, con edades comprendidas entre los 58 y 78 años que padecían una enfermedade arterial coronaria grave, el Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain de Salt Lake City (EEUU),
aseguraron que la administración de terapias de testosterona ayuda a estos hombres a reducir el riesgo de sufrir un infarto o un ictus.

Este estudio, cuyos resultados se presentarán en el Colegio Americano de Cardiología que se celebra en Chicago, demostró que aquellos pacientes que habían recibido una terapia de reemplazo de testosterona, tenían un 80% menos
de riesgo de sufrir un problema cardíaco adverso. El Doctor Brent Muhlestein, quien ha liderado la investigación, ha reconocido que el estudio “demuestra que el uso de la terapia de reemplazo con testosterona para mantener esta
hormona a unos niveles normales no aumenta el riesgo de infarto de miocardio o de derrame cerebral” .

Los 755 varones, fueron separados en 3 grupos en función de si estaban recibiendo testosterona, en gel o inyecciones. Un año después, en el grupo de pacientes que no habían sido tratados con testosterona, 64 sufrieron eventos cardiovasculares adversos, frente a los 12 del grupo que habían sido tratados con una dosis media, y a los tan solo 9 pacientes que del grupo que era tratado con una dosis más elevada. Al cabo de 3 años, el número de pacientes en el grupo sin tratamiento había ascendido a 125, frente a 38 en el grupo que recibía una dosis media, y 22 en el que recibía una dosis más elevada. Estos datos corroboran un estudio que el año pasado demostraba las terapias de testosterona no incrementan el riesgo de infarto o ictus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*