¿No duermes bien, te sientes apagado y tu libido escasea?

no duermes- bien

no duermes- bien

Estos 3 síntomas juntos, a partir de cierta edad, pueden preocupar, así que no los vuelvas la cara.  Hay un momento en la vida de todos, que nos miramos al espejo, y nos damos cuenta de que hemos llegado a ese punto de inflexión en el que ha comenzado la decadencia y no es posible frenarla. Es difícil aceptar que el espejo se ha olvidado de esa imagen fresca y juvenil que aún tenemos en la cabeza, la cuesta abajo ha empezado y no se revertirá.

Si toda la vida has dormido del tirón, y ahora empiezas a dar vueltas en la cama, si notas que se te van olvidando algunas cosillas en el día a día, que tu cabeza ya no va tan rápido como antes, o simplemente tu deseo ha ido decayendo… ¡Algo está cambiando en tu cuerpo!

Los problemas de insomnio, que no solamente consisten en no dormir, si no en tener un sueño interrumpido y poco reparador, provocan una sensación de cansancio total durante el día, y esto causa irritabilidad y afecta a la memoria.

Otro de los síntomas por antonomasia es el desinterés por tener una vida sexual activa. Esta falta de interés, fácilmente se puede convertir en un problema en tus relaciones de pareja, ya que muchas mujeres se achacan a ellas mismas el hecho de que su marido “ya no las desee”. Además, sentirse vivo en este sentido, siempre se ha dicho que es fuente de juventud, no lo achaques a la edad y mires para otro lado porque no es la edad, es la testosterona. A partir de los 30 años, los niveles de testosterona comienzan a disminuir en los hombres, y es a partir de los 40 cuando los síntomas son realmente notables.

Aparte de “punto de inflexión”, o “proceso de hacerse mayor”, este proceso de “declive” por el que pasan todos los hombres, se denomina “andropausia“. Su denominador común y causa es la bajada del nivel de testosterona en el cuerpo del hombre. Afortunadamente, en pleno 2017, esto tiene solución. En EEUU ya llevan muchos años utilizando las denominadas terapias de reemplazo de testosterona, que no son más que tratamientos de testosterona bioidéntica, sin más, sin rechazos ni efectos secundarios. Tu cuerpo ha dejado de producir testosterona (tu principal hormona) de forma natural, y estos tratamientos te devuelven a tus valores normales. ¿Te contamos más?

Fuente: http://www.elconfidencial.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*