Un estudio demuestra que el tratamiento con testosterona mejora la salud sexual

salud sexual

Un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (EEUU), ha demostrado que el tratamiento con testosterona mejora la salud sexual del hombre, entre otras cosas.

Y es que en dicho estudio, han encontrado más de 70 factores que se ven beneficiados por el tratamiento de reemplazo de testosterona en pacientes con déficit hormonal. La mejora del estado de ánimo o el aumento de energía y de deseo sexual son solo algunas de ellas.

La testosterona es la hormona más importante del hombre, y desempeña un papel fundamental en su salud y bienestar. Tal es su relevancia, que por la bajada del nivel de testosterona que se produce con el paso de los años, la movilidad, la energía y la función sexual del varón se ven disminuidas.

Mejorar la salud sexual es posible gracias a la testosterona

El estudio “The Testosterone Trials“, publicado en la revista “The New England Journal of Medicine”, constata que“la testosterona mejora la impresión que tienen los propios varones sobre su función sexual y su capacidad de caminar, sugiriendo que estos efectos son importantes desde un punto de vista clínico.” Este estudio de Testosterona, se compone de 7 estudios llevados a cabo con casi 800 hombres de 65 años o más, y bajos niveles de testosterona.

The testosterone trials (TTrials)

Los ensayos de testosterona (TTrials) fueron un conjunto coordinado de siete ensayos doble ciego controlados con placebo en 788 hombres con una edad media de 72 años para determinar la eficacia del aumento de los niveles de testosterona en hombres mayores con niveles bajos de testosterona.

El tratamiento con testosterona aumentó el nivel mediano de testosterona desde un nivel inequívocamente bajo al inicio hasta la mitad del período normal para los hombres jóvenes después de 3 meses y mantuvo ese nivel hasta el mes 12.

  • En la prueba de función sexual, la testosterona incrementó la actividad sexual, el deseo sexual y la función eréctil.
  • En la prueba de función física, la testosterona no aumentó la distancia caminada en 6 minutos en hombres cuya velocidad de caminata fue lenta; sin embargo, en todos los participantes de TTrial, la testosterona aumentó la distancia recorrida.
  • En la prueba de vitalidad, la testosterona no aumentó la energía sino que mejoró el estado de ánimo y los síntomas depresivos.
  • En el ensayo de anemia, la testosterona aumentó la hemoglobina en los hombres que tenían anemia por una causa conocida y en los hombres con anemia inexplicable.
  • En el ensayo de huesos, la testosterona aumentó la densidad mineral ósea volumétrica y la fuerza estimada de la columna vertebral y la cadera.
  • En el ensayo cardiovascular, la testosterona aumentó el volumen de la placa no calcificada de la arteria coronaria según se evaluó mediante la angiografía tomográfica computarizada. La testosterona no se asoció con más eventos adversos cardiovasculares o de próstata.

Los resultados de los tres primeros estudios  (los otros 4 están aún en desarrollo) demostraron que los varones que recibieron testosterona presentaron unos niveles hormonales similares a los de un hombre joven. El tratamiento con testosterona mejoró todos los aspectos de la función sexual (actividad, deseo sexual y función eréctil), y la capacidad para caminar distancias más largas. Además, hay que destacar, que mejoró sus estados de ánimo, y por tanto se redujeron sus síntomas depresivos.

Sin embargo, los efectos adversos en los 3 estudios realizados muestran que las tasas de ifnartos, ictus o enfermedades de próstata son similares a los registrados en el grupo placebo. Por tanto, y por lo que se ha demostrado con este estudio, los tratamientos con testosterona son totalmente seguros.

Para ver el artículo original en la revista “The New England Journal of Medicine”, pincha aquí: The Testosterone Trials.

(Fuente: ABC)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*