Apnea del sueño y su relación con la testosterona

apnea del sueño y testosterona

La apnea del sueño es un trastorno que afecta mayormente a los hombres de más de 40 años y cuyas consecuencias van mucho más allá de levantarse con sueño o despertar a nuestra pareja durante la noche.

¿Qué es la apnea del sueño?

Aunque puede llegar a confundirse con los ronquidos en su fase más leve, no tiene nada que ver realmente. La apnea es un trastorno del sueño consiste en la pausa repetitiva y de duración variable de la respiración que se produce por el cierre total o parcial de la faringe. O lo que es lo mismo: el paciente que padece apnea del sueño detiene su respiración de forma involuntaria varias veces a lo largo de la noche.

Esto provoca que las concentraciones de oxígeno en sangre se reduzcan considerablemente, provocando complicaciones que veremos con detalle más adelante.

Nota: A pesar de que la respiración del paciente de apnea puede detenerse hasta 2’ completos, esta enfermedad no debe confundirse con la parada cardiorespiratoria puesto que durante la apnea, el corazón sigue latiendo con normalidad.

Las causas de la apnea son muy variadas, atendiendo a qué tipo de trastorno se trate (obstructiva o central) pero, a grandes rasgos, podríamos resumirlas en las siguientes:

  • La apnea obstructiva del sueño se produce cuando los músculos que sujetan los tejidos blandos de la boca y garganta (lengua, paladar blando, etc.) están demasiado relajados, provocando el estrechamiento o cierre de las vías respiratorias. Un buen número de pacientes de este tipo de apnea ni siquiera llegan a darse cuenta de que la padecen y, además, despiertan con la sensación de haber dormido toda la noche.
  • La apnea central del sueño, un tipo mucho menos frecuente, se da porque el cerebro olvida u omite la orden de contracción y dilatación a los músculos encargados de la respiración. Los pacientes que padecen este tipo de apnea manifiestan despertarse a menudo con sensación de falta de aire y no suelen conseguir descansar bien.

Consecuencias de la apnea del sueño

Si bien es cierto que la apnea se produce únicamente durante la noche, cuando el paciente apenas es consciente, existen una serie de efectos secundarios y colaterales que pueden producir molestias y complicaciones en el día a día. De hecho, esta enfermedad puede tener un impacto directo sobre el estilo de vida de las personas con apnea, que suelen experimentar, entre otros, los siguientes efectos:

Somnolencia diurna

Si padeces el tipo de apnea central, es muy probable que te despiertes sin haber descansado todo lo que debías y sufras somnolencia diurna o lo que es lo mismo: que te cueste mantenerte despierto.

Fatiga e irritibilidad

De la mano de la somnolencia diurna van estas dos consecuencias, ambas directas y fruto de un descanso entre poco y nada reparador.

Es habitual que pacientes con este trastorno del sueño experimenten déficit de concentración, cambios de humor acusados, depresión y problemas de conducta.

Diabetes

Los hombres que padecen apnea del sueño son, estadísticamente, más propensos a desarrollar diabetes tipo 2 que los que no lo padecen según el investigador Mako Nagayoshi, de Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Nagasaki.

Disminución de la producción de testosterona

Un reciente estudio conducido por Technion-Israel Institute of Technology y publicado en “The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism” ha demostrado que más del 50% de pacientes que sufren apnea producen unos niveles de testosterona peligrosamente bajos durante el sueño.

Por tanto, las personas que tienen apnea del sueño pueden experimentar un importante descenso en su producción de testosterona. La testosterona es una hormona esencial para el metabolismo del hombre, por lo que una producción deficitaria podría provocar un descenso del deseo sexual, debilidad muscular, disfunciones sexuales y otros problemas derivados y complicaciones.

Como ves, los niveles bajos de testosterona están íntimamente ligados a este trastorno del sueño. Si lo padeces, te recomendamos visitar cuando antes a un especialista en salud masculina que te ayude a valorar si esta dolencia te está provocando un déficit hormonal y, de ser así, a equilibrar de nuevo tus niveles hormonales.

Un tratamiento de reemplazo hormonal diseñado exclusivamente para ti junto a una atención médica completamente personalizada pueden ayudar a corregir algunos de los efectos secundarios de la apnea del sueño.

Tratamiento de la apnea

A la hora de prevenir y tratar la apnea del sueño, el paciente puede realizar algunos pequeños ajustes en su estilo de vida que ayudarán a paliar sus efectos.

Dado que el sobrepeso es un importante factor de riesgo a la hora de padecer este trastorno, es muy recomendable adquirir unas costumbres alimenticias y de actividad física que permitan al paciente bajar de peso y mantener uno saludable.

Realizar ejercicio moderado de forma diaria y por las tardes si el horario lo permite, contribuirá a aumentar la sensación de cansancio por las noches y aumentar la probabilidad de dormir del tirón.

Por supuesto, evitar la ingesta de drogas, alcohol y tabaco también puede ser de ayuda.

A otro nivel, y cuando se necesita tratamiento quirúrgico debido a la gravedad de la apnea, las medidas a emplear son variadas dependiendo del tipo de apnea, de sus causas y otros condicionantes. La corrección del tabique nasal, la restructuración de pólipos o la resección del paladar blando son las intervenciones más comunes para tratar este trastorno.

En algunos casos, los más severos, se emplean mascarillas de oxígeno que el paciente debe colocarse cada noche a la hora de dormir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*