Los diez mandamientos de la salud masculina

salud masculina mandamientos

Si hablamos de salud, es de sobra sabido que tanto hombres como mujeres debemos estar atentos a nuestros hábitos de vida si queremos preservarla. Pero lo cierto es que, según recientes investigaciones, la salud masculina precisa de mayor esfuerzo por parte de los hombres para ser conservada. Y es que en comparación con las mujeres, los hombres somos más propensos a comer en exceso, fumar o dilatar nuestras visitas al médico.

Desde Clínicas Doctor T te aseguramos que ser hombre y cuidar nuestra salud no está reñido con disfrutar de la vida.

Diez mandamientos para una salud masculina de diez

A continuación, te resumimos algunos puntos esenciales para la salud masculina. Toma nota y comienza a cuidarte como te mereces.

1. Hidratación

Tu cuerpo es un 60% agua. Como tal, necesita estar hidratado para sobrevivir y funcionar correctamente.

Una hidratación correcta, además, te ayudará a prevenir dolores de cabeza, y piedras en el riñón entre otras.

Lo recomendable es que bebas dos litros de agua diarios y no esperar a tener sed para servirte un vaso de agua.

2. Ejercicio

Hacer ejercicio de forma regular resulta increíblemente beneficioso para nosotros, especialmente a partir de cierta edad.

En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre los beneficios del deporte y cómo empezar una rutina de ejercicio si nunca antes la has tenido: Empieza a cuidarte, ¡no más excusas!

Además de la práctica deportiva, resulta interesante para nuestra salud llevar una vida activa. Por ejemplo:

  • Si trabajas en una oficina, levántate cada 50′ y da un pequeño paseo.
  • Trata de caminar todo lo posible y deja en casa las llaves del coche siempre que puedas
  • Sube por las escaleras en vez de por las mecánicas o el ascensor

3. Dieta saludable

salud masculina dieta saludable

Evitar los fritos, las grasas, el alcohol en exceso y los alimentos procesados es necesario para cuidar tu salud.

Con un poco de práctica en la selección de los alimentos y sus cocinados, verás que comer sano no es tan difícil ni significa estar a dieta.

4. Tabaco

Ya sabes lo malo que es fumar, así que no te lo repetiremos.

En cambio, te invitaremos a visitar los recursos gratuitos que ofrece la Asociación Española Contra el Cáncer en su web: Quiero dejar de fumar.

5. Orina

Conocer nuestra orina (color, olor, etc.) puede resultar de gran utilidad. Si en un momento dado notas cualquier cambio, es el momento de visitar al urólogo: podrías necesitar una revisión urgente de próstata.

6. Próstata

La próstata es una glándula presente en el cuerpo de los hombres, y encargada de fabricar el líquido que forma el esperma y protege los espermatozoides.

Las alteraciones de la próstata habituales son el cáncer, la hiperplasia benigna de próstata y la prostatitis.

A partir de los 50 años, es necesario comenzar a hacer revisiones regulares de próstata. ¡No lo olvides!

7. Autoexploraciones

Igual que todas las mujeres deberían realizar autoexploraciones mamarias, los hombres deberíamos hacerlas de testículos. Esto es especialmente aconsejable si en tu familia hay antecedentes.

Este vídeo te enseñará a realizar las autoexploraciones.

8. Higiene

El cáncer de pene está muy asociado a procesos infecciosos que pueden estar causados por la falta de higiene.

Consulta aquí cómo tener unas buenas pautas de higiene para evitar ETS, infecciones y otras dolencias.

9. Preservativo

preservativo salud masculina

Como ya sabrás, el preservativo es el único método anticonceptivo que además de prevenir un embarazo no deseado, protege ante enfermedades de transmisión sexual.

Por esto su uso es recomendable en cualquier ocasión y, especialmente, con parejas ocasionales.

10. Erecciones

Es de sobra conocido que existen multitud de problemas físicos y enfermedades que causan disfunción eréctil. Por eso, no debería resultar sorprendente que el último (y quizá más importante) consejo para una salud masculina de diez sea este.

Vigilar tus erecciones puede ayudarte a prevenir problemas de corazón, enfermedades degenerativas, del sistema endocrino como el hipogonadismo o metabólicas como la diabetes.

Presta especial atención a los siguientes aspectos de tus erecciones:

  • Frecuencia
  • Potencia
  • Aguante
  • Sensaciones
  • Nivel de deseo y placer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*