La testosterona y el deporte, relación y efectos

testosterona y deporte

IMPORTANTE: Los atletas tratados con terapia de sustitución de testosterona por hipogonadismo masculino primario o secundario deben saber que el medicamento utilizado en esta terapia contiene un principio activo que puede dar lugar a resultados positivos en los análisis de dopaje.

La testosterona y el deporte están íntimamente relacionados. ¿Sabes por qué?

Esta es la hormona masculina por excelencia, y además es imprescindible para realizar cualquier tipo de deporte. Esto es así porque la testosterona se encarga del desarrollo de masa muscular, entre otras muchas funciones en el cuerpo del hombre. Precisamente por esto, la relación entre la actividad física y la testosterona es tan estrecha.

La testosterona y el deporte

La primera función de la testosterona relacionada con el deporte es la reguladora del metabolismo. Hay que destacar, que un correcto funcionamiento del metabolismo es vital para poder controlar el peso. La testosterona desempeña una labor muy relevante a la hora de lograr que las fibras musculares crezcan y se hagan más fuertes. Así, la actividad metabólica mejora, provocando un mayor consumo de grasa en el cuerpo del hombre.

No menos importante, es la función de la testosterona de aportar energía al hombre. Esto provoca que sea mucho más efectivo a la hora de realizar cualquier actividad física. Además, tiene un papel crucial en el control de algunas sustancias del organismo, como el colesterol.

Para entender mejor este concepto, vamos a detenernos un momento en el metabolismo.

¿Qué es el metabolismo?

De forma resumida, podemos decir que el metabolismo es un conjunto de cambios químicos y biológicos que se producen continuamente en las células vivas de los organismos. Estos cambios y reacciones son los responsables de la transformación de los alimentos en el “combustible” que permite al cuerpo realizar todas y cada una de las funciones vitales: desde respirar hasta mantener una relación sexual pasando por, por ejemplo, levantar pesas en el gimnasio.

El metabolismo tiene dos tipos de procesos:

Anabolismo

Fase en la que, a partir de las enzimas producidas por los nutrientes de los alimentos que ingerimos, se fabrican tejidos corporales y reservas de energía.

Catabolismo

Proceso por el cual se descomponen las reservas y los tejidos que se fabricaron durante el anabolismo, utilizados como fuente de energía para las células.

Estos dos procesos están regulados por tu sistema endocrino.

Efectos de la testosterona en el deporte

El gasto metabólico, o lo que es lo mismo, la cantidad mínima de energía necesaria para mantener todos los procesos vitales de los hombres es mucho mayor que en las mujeres. Por esto es posible que los hombres seamos capaces de adelgazar más deprisa que nuestras compañeras, cuyo metabolismo se encarga de proteger la grasa esencial (que nosotros no tenemos) en pechos, caderas, muslos y glúteos.

Dado que la presencia de la testosterona es alta en nuestros organismos, los hombres tendemos a desarrollar nuestra masa muscular con gran facilidad. Así, los hombres disponemos de mayor masa muscular que las mujeres. Por consiguiente, y sabiendo que los músculos son el tejido que mayor cantidad de energías consumen, gastaremos hasta un 30% más de calorías a la hora de realizar deporte.

Esto quiere decir, básicamente, que gracias a tu sistema endocrino y sus hormonas, principalmente la testosterona, podrás ponerte en plena forma con tan solo un poco de constancia.

Efectos del déficit hormonal en el ejercicio físico

Por el contrario, si existe un desajuste hormonal en tu sistema endocrino, por pequeño que sea, a pesar de la cantidad de deporte que hagas, sentirás que tu rendimiento no es el que debería.

Si este es tu caso, te invitamos a venir a cualquiera de nuestras clínicas en Madrid o Valencia a hacerte una analítica completa con nuestros especialistas. Ellos te indicarán si tu nivel de testosterona es o no óptimo, y te propondrán la mejor solución.


SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*