La testosterona y el deporte, relación y efectos

testosterona y deporte

La hormona de la testosterona y el deporte están íntimamente relacionados. ¿Sabes por qué?

La testosterona es la hormona masculina por excelencia, y además es imprescindible para realizar cualquier tipo de deporte. Esto es así porque la testosterona se encarga del desarrollo de masa muscular, entre otras muchas funciones en el cuerpo del hombre.

Precisamente por esto, la relación entre la actividad física y la testosterona es tan estrecha.

La testosterona y el deporte

La primera función de la testosterona relacionada con el deporte es la reguladora del metabolismo. Un correcto funcionamiento del metabolismo es vital para, por ejemplo, poder controlar el peso, mantener niveles de energía suficientes a lo largo del día, o tener un buen estado de ánimo.

La testosterona desempeña una labor muy relevante a la hora de lograr que las fibras musculares crezcan y se hagan más fuertes. Y puesto que el músculo es el tejido de nuestro organismo que más energía consume, la actividad metabólica mejora cuando los niveles de testosterona son los adecuados.

No menos importante es la función de la testosterona de aportar energía al hombre. Unos niveles correctos de esta hormona, tiene como consecuencia que el organismo sea mucho más efectivo a la hora de realizar cualquier actividad física.

Además de todo esto, la testosterona tiene un papel crucial en el control de algunas sustancias del organismo, como el colesterol.

Para entender mejor este concepto, vamos a detenernos un momento a hablar sobre el metabolismo.

¿Qué es el metabolismo?

De forma resumida, podemos decir que el metabolismo es un conjunto de cambios químicos y biológicos que se producen continuamente en las células vivas de los organismos. Estos cambios y reacciones son los responsables de la transformación de los alimentos en el “combustible” que permite al cuerpo realizar todas y cada una de las funciones vitales: desde respirar hasta mantener una relación sexual pasando por, por ejemplo, levantar pesas en el gimnasio.

El metabolismo tiene dos tipos de procesos:

Anabolismo

Fase en la que, a partir de las enzimas producidas por los nutrientes de los alimentos que ingerimos, se fabrican tejidos corporales y reservas de energía.

Catabolismo

Proceso por el cual se descomponen las reservas y los tejidos que se fabricaron durante el anabolismo, utilizados como fuente de energía para las células.

Estos dos procesos están regulados por tu sistema endocrino.

testosterona y deporte cuerdas

Efectos de la testosterona en el deporte

El gasto metabólico, o lo que es lo mismo, la cantidad mínima de energía necesaria para mantener todos los procesos vitales de los hombres, es mucho mayor que en las mujeres.

Por esto, es posible que los hombres seamos capaces de adelgazar más deprisa que nuestras compañeras, cuyo metabolismo se encarga de proteger la grasa esencial (que nosotros no tenemos) en pechos, caderas, muslos y glúteos.

Dado que la presencia de la testosterona es alta en nuestros organismos, los hombres tendemos a desarrollar nuestra masa muscular con gran facilidad. Así, los hombres disponemos de mayor masa muscular que las mujeres.

Por consiguiente, y sabiendo que los músculos son el tejido que mayor cantidad de energías consumen, gastaremos hasta un 30% más de calorías a la hora de realizar deporte.

Esto quiere decir, básicamente, que gracias a tu sistema endocrino y sus hormonas, principalmente la testosterona, podrás ponerte en plena forma con tan solo un poco de constancia.

Efectos del déficit hormonal en el ejercicio físico

Por el contrario, si existe un desajuste hormonal en tu sistema endocrino, por pequeño que sea y hagas la cantidad de ejercicio que hagas, sentirás que tu rendimiento no es el que debería. Por descontado, tampoco los resultados de tu esfuerzo serán los que esperas.

Los hombres que padecen un déficit hormonal ven rápidamente mermadas sus capacidades físicas. Debilidad muscular, pérdida de energía o fuerza son solo alguno de los síntomas de este desajuste hormonal, directamente relacionado con la disminución de las capacidades deportivas.

Tratamiento del déficit hormonal mediante TRT en deportistas de alto rendimiento

Como ya hemos visto, la terapia hormonal puede ser administrada a hombres mayores de edad que presenten una deficiencia de testosterona (hipogonadismo) comprobada.

Si hablamos de deportistas profesionales, podemos considerar que el uso de esta terapia puede resultar determinante y marcar una importante diferencia en su rendimiento. Por supuesto, esta terapia debe ser recomendada, administrada y supervisada por un médico especialista titulado.

Aunque el deportista presente un hipogonadismo y pueda ser por ello tratado, debe saber que la AMA (Asociación Mundial Antidopaje) considera el aporte de testosterona exógena como dopaje, tal y como prueba la última lista de sustancias prohibidas publicada por la asociación.

Sin embargo, los deportistas afectados por este déficit hormonal que se sometan a tratamiento, sí podrán competir y estar exentos de dar positivo por dopaje siempre y cuando cuenten con una autorización de uso terapéutico. Esta autorización puede solicitarse desde este enlace, en la web de la AEPSAD.

A día de hoy, ya son muchos los deportistas masculinos que, afectados por el hipogonadismo y siendo tratados mediante TRT, siguen compitiendo aparados por sus federaciones. Aunque no todos los casos positivos llegan a ser públicos, merece la pena reseñar los de algunos luchadores de UFC, cuyo comité regulador está empezando a abrirse a estudiar esta problemática.

Dan Henderson o Quinton Jackson, entre otros, representan casos de deportistas de alto rendimiento que tratan su déficit de testosterona con éxito mientras compiten.

testosterona y deporte UFC


Si este es tu caso, te invitamos a venir a cualquiera de nuestras clínicas en Madrid o Valencia a realizarte una analítica completa con nuestros especialistas. Ellos te indicarán si tu nivel de testosterona es o no óptimo, y te propondrán la mejor solución.


SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER


Comments 1

  1. Pingback: Cómo saber si tengo la testosterona baja y cómo tratarlo - Doctor T

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *