Sufro un problema sexual, ¿qué puedo hacer?

sufro un problema sexual

Salud es el bienestar físico, psíquico y social y no meramente la ausencia de enfermedades. Por tanto, la salud sexual se refiere a este estado de bienestar en esta importante área de la vida humana. Las situaciones que afectan la salud sexual pueden provocar alteración en el sexo placentero, la función reproductora, la identidad de género o identidad sexual, el sexo seguro y el apego emocional.

¿Por qué se dan los trastornos sexuales?

Un problema sexual puede originarse por muchos motivos: mala higiene, malos hábitos, sexo no seguro, violencia sexual, accidentes, estrés, etc.

¿Qué tipos de trastornos sexuales existen?

Trastornos del bienestar físicos

En cuanto al bienestar físico, existen muchas situaciones o enfermedades que afectan la salud y se convierten en un problema sexual, siendo las más frecuentes las enfermedades de transmisión sexual. Cada año son diagnosticadas más de 100 millones de nuevos casos de ETS. Sin embargo, aunque la mayoría de estos se pueden prevenir, siendo algunas enfermedades de transmisión sexual de fácil curación una vez contraídas, otras no lo son, pudiendo llegar a causar trastornos de salud más graves y, en ocasiones, crónicos. Estas enfermedades son mucho más frecuentes en personas jóvenes de entre 15 y 24 años, pero no deben descartarse tampoco en adultos mayores. La información es esencial en la prevención de este tipo de afección. Y la prevención de este tipo de enfermedad es importante ya que afectan no solo al individuo, sino también a los fetos y bebes de madres gestantes con estas infecciones.

Disfunciones sexuales

La disfunción eréctil y, en general, el bajo rendimiento sexual, son problemas frecuentes que alteran la salud sexual de los hombres. Es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para evitarla:

¿Cómo puedo solucionar mi problema sexual?

Muchos de los problemas que alteran la salud sexual no son resueltos a tiempo por desconocimiento de la persona que los sufre o porque no se consulta al profesional adecuado para resolverlos. Es importante entender que las alteraciones de la salud sexual pueden tener causas orgánicas o psicológicas y que deben ser tratados como cualquier otro problema de salud. Los distintos problemas que pueden afectar la salud sexual pueden resolverse con tratamientos farmacológicos, hormonales, conductuales (psicología-psiquiatría) o, inclusive, cirugía.

Es importante señalar que los trastornos de la salud sexual no afectan solo a los jóvenes. La salud sexual es importante en todas las edades, por lo que si existe alguna alteración de ese bienestar físico, psíquico o social en el área sexual, no importa la edad que se tenga, debemos buscar la ayuda adecuada con el profesional indicado para resolverla.


DR. JAVIER FEBLES, DIRECTOR MÉDICO DE CLÍNICAS DOCTOR T®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*