Superar una infidelidad, ¿es posible?

superar una infidelidad es posible

Los especialistas en sexología y terapia de pareja reciben a diario consultas sobre infidelidades cometidas por uno mismo o por la pareja preguntándose si, de verdad, superar una infidelidad es posible.

El tema es delicado y la respuesta a esta cuestión no será nunca un sí o un no rotundo pues dependerá de muchos factores como el contexto de la infidelidad o el trasfondo que exista en la relación de pareja. Todo ello y más vamos a repasar en este artículo sobre cómo superar una infidelidad.

Pero antes, veamos:

¿Qué podemos considerar infidelidad?

¿Sabías que, en España, 4 de cada 10 personas reconocen haber enviado mensajes de contenido erótico a personas que no son su pareja? Y lo que es más, el 52% de los hombres encuestados y el 45% de las mujeres, no consideran que intercambiar mensajes eróticos por WhatsApp u otras redes sociales sea una infidelidad como tal.

lo qué es una infidelidad es subjetivo

Como ves, el criterio sobre qué constituye una infidelidad o no, no es unánime. Y es que si atendemos a la definición que hace la RAE al sustantivo, nos dice que la infidelidad es la falta de fidelidad. Esta, por su parte, hace referencia a la lealtad y el respeto que se le debe a una persona que, a su vez, ha depositado confianza en nosotros.

Por tanto, podemos decir que la infidelidad responde a conceptos subjetivos y suscritos al contexto de una pareja o relación. Es decir: lo que para tu pareja y para ti puede constituir una infidelidad, para la pareja de al lado, puede no serlo.

Y es que aunque cuando pronunciamos la palabra «infidelidad» solemos pensar directamente en una infidelidad del tipo sexual, olvidándonos de la parte emocional que, a menudo, causa mucha más preocupación y dolor dentro de la pareja.

¿Por qué somos infieles?

El 35% de los hombres y el 26% de las mujeres reconocen haber sido infieles a su pareja.

La infidelidad es y ha sido una cuestión compleja desde que el mundo es mundo y, por supuesto, la respuesta a la pregunta de «por qué» no iba a ser menos.

Como ya hemos visto, la infidelidad es un comportamiento que puede producirse de formas muy distintas: ya sea en persona o a distancia. Pero, ¿por qué somos infieles? Aunque casi podríamos decir que existen tantos motivos y explicaciones como seres humanos habitan el planeta, algunas de las razones que más suelen pronunciarse dentro de la pareja son:

  • Aburrimiento
  • Falta de interés
  • Estrés
  • Desamor
  • Falta de comunicación

A pesar existe la teoría de que los humanos somos infieles por naturaleza, tiene todavía más fuerza la teoría contraria:

Los humanos somos fieles por naturaleza

Atendiendo a la biología y la antropología, el concepto de fidelidad podría haber aparecido en un punto de la evolución en el que hembra y macho conformaban una especie de simbiosis para cuidar y proteger a sus crías, que nacían (igual que ahora) tremendamente indefensas y cuya infancia era mucho más prolongada que la del resto de mamíferos y depredadores.

Desde un punto de vista exclusivamente biológico la fidelidad está prácticamente asegurada durante los primeros meses o años de la relación (cuando el cóctel de hormonas del enamoramiento está en su punto álgido). Ahora bien, cuando este cóctel se acaba, los humanos somos capaces de elegir entre continuar siendo fieles o dejar de serlo.

Sea como sea, todavía no se han realizado los suficientes estudios como para determinar si los humanos tendemos naturalmente a la monogamia o a la poligamia y por qué, o si esta cuestión responde a contextos socioculturales.

¿Se puede superar una infidelidad?

Aunque no siempre sucede, cuando la infidelidad se presenta y se hace evidente, no son pocas las parejas que se preguntan si realmente es posible superar una infidelidad.

La respuesta a esta pregunta, como avanzábamos al inicio del artículo, depende varios factores como:

  • el nivel de implicación afectiva de los miembros de la pareja
  • del contexto en que se ha producido la infidelidad
  • de los motivos que la hayan desencadenado
  • del grado de afectación en las partes implicadas
  • del daño ejercido en el vínculo de confianza entre los miembros de la pareja

Y es que, por mucho que se desee superar la infidelidad, a veces se dan una serie de circunstancias que hacen que la ruptura definitiva sea la mejor opción para la pareja.

ruptura por infidelidad

Sea como sea, huelga decir que poner punto y final no siempre es la solución. Tampoco una infidelidad tiene por qué suponer que el funcionamiento de la pareja sea disfuncional a partir de ese momento.

Cómo superar una infidelidad

Cuando una pareja decide aún a pesar de la infidelidad, merece la pena salvar la relación, ha de saber que el camino para lograrlo no será necesariamente fácil y que requerirá de una serie de elementos claves:

Comunicación

Para resolver cualquier problema de pareja, es necesario estar dispuesto a establecer una comunicación positiva y alejarse de errores comunes como:

  • negarnos a escuchar
  • imponer nuestro criterio
  • mostrar poco o ningún interés por el punto de vista del otro
  • dar la razón aunque no estemos de acuerdo
  • tratar de manipular al otro

La mejor herramienta para una buena comunicación de pareja es, sin duda alguna, la asertividad.

La asertividad es una habilidad social que se basa en que el sujeto conoca y defienda sus propios derechos al tiempo que reconoce y respeta los de los demás.

Sinceridad

Sea cual sea el problema al que trate de enfrentarse una pareja, la sinceridad siempre será la mejor política para afrontarlo.

Sincerarse sobre los motivos que han llevado a cometer una infidelidad o sobre cómo hace esto sentir a la parte afectada, puede suponer un buen punto de partida para analizar y mejorar los puntos débiles de la relación.

Tiempo

Cuando se inicia un proceso consciente cuyo objetivo es tan complejo como el de superar una infidelidad, hay que ser consciente de que el tiempo es un recurso imprescindible a la hora de interiorizar, aceptar y sanar.

Intentar acelerar el proceso puede ser contraproducente para todas las partes implicadas así como para la relación.

Espacio

De la misma forma que el tiempo es necesario para superar una infidelidad, también puede serlo el espacio, sobre todo cuando se trata de infidelidades sexuales y no solo emocionales.

Tabula rasa

O lo que es lo mismo: empezar desde cero. Estar dispuestos a hacer el esfuerzo de no mirar hacia atrás y volver a sentar las bases de una nueva relación, por mucho que esta sea con la misma persona con la que quizá llevemos años saliendo o casados.

Este paso final y determinante quizá sea el más complicado de dar puesto que implica una gran fuerza de voluntad para dejar atrás el rencor, la desconfianza y los reproches, centrándose en el nuevo compromiso adquirido por la pareja.

¿Es necesario contar con la ayuda de un profesional para superar una infidelidad?

Si bien es posible que no en todos los casos sea necesario como tal, siempre será recomendable contar con una guía externa e imparcial.

Con la ayuda de un profesional en sexología y terapia de pareja, la pareja se asegurará de minimizar los daños provocados por la infidelidad así como evitar daños colaterales a nivel individual (depresión, falta de autoestima, disfunciones sexuales, cuadros de ansiedad, etc.).

Por ello, nuestra recomendación es que tanto si has cometido una infidelidad como si has sido víctima de ella, e independientemente de si habéis decidido poner fin a la relación de pareja o si queréis luchar por conservarla, te pongas en manos de un especialista.


Fuentes:

  • https://www.lavanguardia.com/vida/20140930/54416448564/un-estudio-concluye-que-el-30-de-la-poblacion-es-infiel.html
  • https://hipertextual.com/2018/09/monogamia-poliamor-relaciones-pareja
  • Thornton, V. & Nagurney, A. (2011). What is infidelity? Perceptions based on biological sex and personality. Psychology Research and Behavior Management.
  • https://www.mundodeportivo.com/elotromundo/tecnologia/20161021/411179972870/telegram-borrar-mensajes-para-siempre-whatsapp-encriptacion.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *