¿Masturbarse es malo? ¿Reduce la testosterona?

berenjenas que imita la potencia sexual

En la sociedad actual, existen numerosos mitos y malentendidos en torno a la sexualidad y las prácticas sexuales. Aunque si bien es cierto que actualmente se habla mucho más abiertamente del tema, aún hay mucho trabajo por hacer. Uno de los temas más debatidos es la masturbación y su impacto en la salud, específicamente en los niveles de testosterona. Si alguna vez has escuchado un sinfín de consecuencias negativas por masturbarte, sigue leyendo que nosotros te explicamos en el siguiente post, todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Es masturbarse malo?

La masturbación es una práctica sexual que consiste en la estimulación de los genitales con el fin de obtener placer. Es una actividad natural y normal que se realiza en muchas ocasiones desde la adolescencia hasta la vejez.

Durante mucho tiempo, la masturbación ha sido considerada como un tabú, y se ha asociado con sentimientos de vergüenza, culpa y pecado. Sin embargo, en la actualidad, ya es ampliamente aceptada como una práctica saludable y beneficiosa. 

Consecuencias del exceso de masturbación

No hay una respuesta definitiva a esta pregunta. La frecuencia con la que una persona se masturba no marca una gran diferencia, ya sea una vez al día, a la semana, al mes o varias veces, la decisión es meramente personal. Sin embargo, es importante que la masturbación no interfiera con las actividades diarias o con las relaciones interpersonales.

Si crees que te estás masturbando demasiado, es fundamental que hables con un profesional de la salud mental. Un terapeuta podrá ayudarte a evaluar tu comportamiento y a desarrollar estrategias para controlar la masturbación, ya que un exceso podría causar:

Lesiones en los genitales

Si se practica con demasiada fuerza o frecuencia, la masturbación puede provocar rozaduras, cortes o incluso hematomas en los genitales.

Infecciones

Se incrementan las posibilidades de problemas como la infección por hongos o la infección por bacterias.

Problemas para llegar al orgasmo

A nuestro cerebro le gustan los patrones y lo conocido. Si siempre te masturbas de la misma manera o con los mismos estímulos siguiendo un patrón fijo, podrías luego tener problemas para alcanzar el orgasmo masculino al tener sexo con otra persona. 

Adicción

La masturbación, al igual que cualquier otra actividad placentera, tiene potencial adictivo. La adicción a la masturbación llega a interferir con la vida diaria y causar problemas en las relaciones interpersonales.

Sentimientos de culpa o vergüenza

Algunas personas pueden sentirse culpables o avergonzadas por masturbarse, especialmente si han sido criadas en un entorno que la considera como algo malo o pecaminoso. Estos sentimientos de culpa o vergüenza pueden afectar la autoestima y el bienestar emocional. No hay nada de malo en masturbarse, es natural, beneficioso y en muchos casos necesario.

¿Si te masturbas pierdes testosterona?

banana multicolor

La creencia de que la masturbación reduce los niveles de testosterona es un mito que se repite tanto que ya parece verdad. La ciencia no respalda esta creencia.

La testosterona es una hormona sexual masculina producida en los testículos. Es responsable de una serie de funciones, incluyendo el desarrollo muscular, la libido y el rendimiento sexual.

Te puede interesar leer: Ciclo Hormonal Masculino

Los estudios científicos han demostrado que la masturbación no tiene ningún efecto significativo sobre los niveles de testosterona. De hecho, algunos sugieren que la masturbación puede incluso aumentar la testosterona.

En un estudio publicado en la revista «Basic and Clinical Andrology», los investigadores compararon los niveles de testosterona en hombres que se masturbaban con frecuencia con los niveles de testosterona en hombres que no se masturbaban. No se encontró ninguna diferencia considerable entre los dos grupos.

¿Cuántas veces al día me puedo masturbar?

No hay una respuesta definitiva a esta pregunta, ya que la frecuencia ideal puede variar de una persona a otra. En general, la masturbación es una práctica segura y saludable.

Si te sientes cómodo masturbándote, no hay ningún problema en practicarla con la frecuencia que desees. Sin embargo, es importante que prestes atención a tu cuerpo y a tus emociones para detectar cualquier signo de que la masturbación está interfiriendo con tu vida. Si sientes que se está comenzando a convertir en un problema, te sugerimos que:

Establezcas límites

Decide con qué frecuencia quieres masturbarte y qué tipo de estimulación quieres utilizar.

Busca otras formas de obtener placer

Dedica tiempo a otras actividades que te proporcionen placer, como el ejercicio, la lectura o pasar tiempo con tus seres queridos.

Busca ayuda profesional

Si crees que no puedes controlar tu comportamiento por tu cuenta, habla con un terapeuta.

¿Y si me masturbo sin eyacular?

La masturbación sin eyaculación es una práctica sexual que consiste básicamente en estimular los genitales con el fin de obtener placer, pero sin llegar a la eyaculación. Hay varias técnicas que se utilizan para masturbarse sin eyaculación. Una de las más comunes es la presión perineal. Esta consiste en presionar el perineo, que es el área situada entre el ano y los testículos, ya que ayuda a retrasar la eyaculación. Otra técnica que se puede utilizar es la respiración profunda. La respiración profunda logra relajar el cuerpo y la mente, llegando a un clímax sin eyaculación o para evitar la eyaculación precoz. Por último está la visualización, esta consiste en concentrarse en imágenes o pensamientos que no sean sexualmente estimulantes, justo antes del orgasmo para evitarlo o retrasarlo. Esta práctica es cada vez más popular, ya que se cree que puede tener varios beneficios, como:

  • Mejorar la salud sexual
  • Aumentar la resistencia sexual
  • Mejorar la salud mental

Sin embargo, es importante señalar que no hay evidencia científica que respalde estos beneficios. La masturbación sin eyaculación es una práctica segura y saludable, pero no hay pruebas de que tenga ningún efecto positivo sobre la salud.

Si no puedes masturbarte sin eyacular, no te preocupes. No hay nada malo en ello. La masturbación es una práctica beneficiosa, independientemente de si se eyacula o no. La eyaculación no es más que una respuesta natural del cuerpo al placer sexual. Es posible que algunas personas no sean capaces de controlar la eyaculación, incluso si intentan hacerlo.

¿Para quién / qué sí es recomendable?

La masturbación es una práctica recomendada para todas las personas, independientemente de su edad, sexo u orientación sexual, debido a que ofrece beneficios como:

  • Reducción del estrés y la ansiedad: Ya que libera endorfinas, que son hormonas que producen una sensación de bienestar. 
  • Mejora del sueño.
  • Fortalecimiento del sistema inmunitario.
  • Sin riesgo de enfermedades de transmisión sexual: La masturbación es una forma de sexo segura que no conlleva el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

La masturbación desempeña un papel crucial como medio de autoexploración y autoconocimiento, especialmente para personas con discapacidad, brindándoles la oportunidad de comprender mejor su cuerpo y su sexualidad, al tiempo que ofrece una fuente de placer y satisfacción. Asimismo, para aquellos que no cuentan con una pareja, la masturbación se presenta como una manera de satisfacer sus necesidades sexuales, explorar su sexualidad y descubrir sus preferencias.

En el contexto de relaciones sexuales, puede potenciar el placer sexual al facilitar el conocimiento del propio cuerpo y deseos, permitiendo la exploración de nuevas formas de satisfacción. Además, es importante destacar que la masturbación es segura durante el embarazo y la lactancia, incluso proporcionando alivio ante el dolor y la incomodidad asociados con estas etapas.

¿Afecta a la erección?

La masturbación no afecta a la erección. Esta práctica en realidad ayuda a los hombres a aprender cómo controlar sus erecciones y a retrasar la eyaculación. También logra aumentar el flujo sanguíneo al pene, lo que se traduce en poder mantener las erecciones más firmes y duraderas. Aunque la masturbación como tal no provoque problemas de disfunción eréctil, sí puede generar problemas para llegar al orgasmo y esto, por consecuencia, provocar problemas de autoestima.

La salud física y psicológica sí tienen un impacto directo en la capacidad de mantener una erección. Por lo que masturbarse en exceso puede convertirse en un primer paso a desarrollar disfunción. La causa de la disfunción eréctil es una condición que afecta a millones de hombres en todo el mundo. Como hemos dicho, pueden tener causas físicas, como enfermedades cardiovasculares, diabetes o hipertensión, o causas psicológicas, como el estrés, la ansiedad o la depresión. Te recomiendo que leas el artículo: Todo sobre el estrés, es realmente interesante.

Si te encuentras experimentando este tipo de problemas, lo primero que debes saber es que es más común de lo que se piensa y lo segundo es que hay centros especializados en este tipo de casos.

En Clínicas Doctor T nos especializamos en tratamientos para los problemas de erección. Nuestros médicos especialistas ofrecen un diagnóstico y tratamiento personalizado para cada paciente, teniendo en cuenta sus necesidades y preferencias.

Nuestras metodologías son seguras y efectivas, ayudando siempre a los hombres a recuperar su vida sexual, mejorando su autoestima y su calidad de vida.

Conclusión

En resumen, la masturbación es una actividad natural y saludable que forma parte de la vida sexual de muchas personas. Aunque existen mitos que sugieren que puede reducir los niveles de testosterona, la evidencia científica no respalda estas afirmaciones. Es importante recordar que cada individuo es único y que lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Si tienes preocupaciones sobre tu salud sexual o tus niveles de testosterona, te recomendamos que consultes a un profesional de la salud. O bien, puedes contactar a Clínicas Doctor T especialista de la salud masculina en tratamientos como TRT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *