Relación entre obesidad e hipogonadismo

obesidad e hipogonadismo

Recientes estudios han confirmado la relación entre obesidad e hipogonadismo.

De un tiempo a esta parte, gobiernos y demás administraciones públicas han puesto gran parte de su esfuerzo en realizar campañas competentes en contra de la obesidad en cualquier etapa de la vida.

Pero, a pesar de todo, la obesidad continúa siendo un problema real y muy tangible para las sociedades occidentales. A nivel mundial, mueren de forma anual casi 3 millones de personas.

¿Qué es exactamente la obesidad?

La obesidad es una enfermedad crónica caracterizada por la excesiva acumulación de grasa que hace que el aumento de tejido adiposo sea tal que pone en peligro la vida de quien la padece.

La OMS habla de obesidad cuando el índice de masa corporal es superior a 30 o cuando el perímetro abdominal supera, en los hombres, los 102cm y, en las mujeres, los 88cm.

El sobrepeso es la quinta causa de muerte en el mundo por encima del cáncer o los accidentes de circulación y tránsito. En España, afecta a más del 25% de la población adulta.

La obesidad constituye un factor de riesgo importante para otras enfermedades como la diabetes, accidentes cardiovasculares, apnea o ictus. Otra de las consecuencias del sobrepeso es, precisamente, el hipogonadismo.

Guerrilla de eliseo Velázquez, de Botero (1988)
Guerrilla de Eliseo Velázquez, de Botero.
1988. Óleo sobre lienzo (154 x 201 cm)

Relación entre obesidad e hipogonadismo

El hipogonadismo, una condición por la que se ven alteradas las glándulas sexuales y produce un descenso de los niveles de testosterona, puede tener origen en el sobrepeso. Así lo indican investigadores de ReprObesity, un proyecto Europeo de laUniversidad de Córdoba y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (IMIBIC).

Entre otros, uno de los objetivos principales de este proyecto es caracterizar la magnitud del hipogonadismo y comprender mejor los mecanismos por lo que se produce, de tal manera que en el futuro se puedan identificar posibles dianas terapéuticas para tratar esta enfermedad y mejorar el perfil reproductivo y metabólico en personas obesas”, según el investigador Juan Manuel Castellano.

La investigación, llevada a cabo con ratones muestra que una de las principales alteraciones que produce el hipogonadismo sucede en el hipotálamo, una pieza fundamental, encargada de comunicar las neuronas con las hormonas.

Este descubrimiento, según el equipo de investigadores, podría cambiarlo todo puesto que “no es lo mismo tratar la enfermedad en los circuitos cerebrales que corregir el trastorno a nivel testicular”.

En adición a este hallazgo, los investigadores fueron capaces de identificar algunas de las moléculas responsables o implicadas en este proceso de deterioro. Por ejemplo, dieron con algunos tipos de neuropéptidos cerebrales que se suprimen en modelos obesos, así como moléculas de tipo microRNAs que, a juzgar por los resultados, estarían jugando un papel más importante de lo que a priori se podría imaginar en este problema.

obesidad e hipogonadismo estudio

Evitar la obesidad para prevenir el hipogonadismo

El equipo de investigadores continuará su trabajo en esta línea para comprender mejor los motivos que desencadenan el hipogonadismo y aportar mejores soluciones a pacientes obesos. Hasta entonces, la mejor vía para solucionar la obesidad y todas sus enfermedades asociadas, es la prevención.

Algunas formas de prevenir el sobrepeso son:

  • Evitar costumbres sedentarias
  • Llevar una vida activa caminando más y cogiendo menos el coche, subiendo por las escaleras en vez de en el ascensor, saliendo a pasear, etc.
  • Llevando una dieta saludable y equilibrada, basada en vegetales y frutas y evitando alimentos hipercalóricos y grasas saturadas.
  • Realizando deporte de forma habitual

Fuente: http://www.aulamagna.com.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *