¿Qué hacer ante la pérdida de libido?

perdida de libido

La pérdida de libido se conoce en el ámbito sanitario como deseo sexual hipoactivo. Este problema es más frecuente de lo que se piensa. Ocurre tanto en mujeres como en hombres, y es la causa principal de la mayoría de las consultas en las clínicas de sexología. Descubre más sobre la pérdida de libido en este artículo especial que, esperamos, resuelva tus dudas.

Tipos de pérdida de libido

En primer lugar, es importante mencionar algo que no mucha gente sabe, y es que la pérdida de libido puede darse en dos formas:

  • Carencia de deseo primaria: cuando nunca se ha tenido un gran apetito sexual.
  • Carencia de deseo secundaria: repentina pérdida de libido, con baja o nula frecuencia de erecciones.

En cualquiera de los dos casos, sería conveniente visitar a un médico especialista que pudiera distinguir entre las posibles causas de esta pérdida de deseo, que podría ser provocada por distintos factores físicos o psicológicos.

Si el problema es psicológico

Para ponerle remedio a este problema, lo primero que el especialista necesita saber es si tu bajada de libido es generalizada o si se trata de un problema con tu pareja.

Por lo general, si tras dos semanas de inactividad, tu libido no ha aumentado, se podría decir que hay un problema de deseo sexual hipoactivo.  En las parejas que llevan mucho tiempo juntas, ocurre con bastante frecuencia, y no significa que la relación haya dejado de funcionar, si no que hay que cambiar de dinámica en la vida íntima de la pareja.

Normalmente, estos son los factores psicológicos que influyen en la pérdida de deseo:

  • Fobias o ideas negativas sobre la actividad sexual
  • Experiencias traumáticas
  • Ideas cutlurales o religiosas
  • Enfermedades de tarstornos alimenticios
  • Problemas en las relaciones de pareja
  • Aburrimiento y rutina
  • Estrés laboral
  • Secuelas emocionales por disfunción sexual

impotencia sexual

Si el problema es físico

A continuación, mencionamos las causas físicas más habituales para un problema de pérdida de libido:

  • Enfermedades como la fibromialgia o la diabetes pueden acusar una bajada de la libido.
  • Bajos niveles hormonales: Principalmente la bajada de la testosterona, que es la hormona del deseo sexual, cuando la testosterona baja, nuestra libido baja bruscamente.
  • Cambios hormonales: La menopausia en mujeres, y la andropausia en hombres.
  • Cambios en la mujer tras el parto
  • Problemas cardiovasculares
  • Mala alimentación
  • Adicciones
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos
  • Depresión, o problemas psicológicos
  • Patologías sexuales

¿Cómo se puede aumentar la libido?

Aunque nuestro principal consejo es que consultes con un médico especializado, te proporcionamos también otro tipo de recomendaciones que suelen ayudar en la recuperación de la libido:

  • Intenta dormir al menos 7h, hacer ejercicio y alimentarte bien.
  • Asegúrate de que no hay ningún problema psicológico que te esté bloqueando, en cuyo caso, quizá deberías acudir al especialista.
  • Desconecta del trabajo y del estrés laboral cuando estés en casa.
  • Sal de la rutina, viaja, vete a un hotel, etc.
  • Procura tener ratos a diario de intimidad con tu pareja, solo para disfrutar de su compañía.
  • Y sobretodo, consulta con un médico especialista si tu problema es hormonal. Si tienes un nivel de testosterona baja, la terapia de reemplazo de testosterona puede ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*