“Síndrome del hombre irritable”, o por qué con la edad te vas haciendo más gruñón

Síndrome del hombre irritable

¿Qué es el síndrome del hombre irritable?

Aunque siempre ha sido una conclusión popular, la ciencia parece haber demostrado que a medida que pasan los años, las personas nos hacemos menos sociales, más críticos, e incluso más abiertamente racistas. Una de estas teorías se conoce como “desconexión”, y sostiene que a medida que las personas nos hacemos más conscientes de la brevedad de la vida, el valor relativo de los días restantes, aumenta. Por este motivo, las personas nos hacemos más selectivas sobre cómo pasar esos días y con quién, dejando poco tiempo para relaciones sociales nuevas o superficiales.

¿Por qué sucede?

Esta tendencia no se limita solo a las personas, una investigación demuestra que los sujetos de mayor edad en una comunidad de primates, son exactamente igual de exigentes en lo que a las relaciones sociales se refiere. Dicha investigación se encontró con que los primates disminuían el tamaño de su grupo con el paso de los años, por esta selección. Sin embargo, esto no significa que los monos se olvidasen de su vida social,  porque seguían respondiendo a los gritos de otros monos de su grupo, sobretodo de su mejor amigo, pero la diferencia relevante es que ya no se ocupaban de cualquier mono como cuando eran jóvenes, si no, que solo se ocupaban de los monos de su círculo, cada vez más exclusivo.

En “Los cambios motivacionales de los ancianos no parecen depender principalmente de la conciencia de un tiempo de vida restante limitado“,  Julia Fischer explica que hasta donde sabemos, los monos no son conscientes de su propia mortalidad, así que “probablemente se trate de un equilibrio entre la sensación de energía reducida y una tendencia a evitar interacciones negativas“.

¿Cómo evitar el síndrome del hombre irritable?

Si bien no hay una gran cantidad de investigaciones que comparen los niveles de mal humor de hombres y mujeres, algunos expertos hablan del “Síndrome del hombre irritable“, que ocurre cuando los niveles de testosterona bajan, y según la ciencia, la irritabilidad sube. Según la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos, un 33% de los hombres mayores de 75 años, tienen niveles realmente bajos de testosterona. El Doctor Ridwan Shabsigh, jefe de la Sociedad Internacional de Salud de los Hombres, señaló que “La testosterona es una hormona que aumenta los músculos, reduce la grasa en el cuerpo, afecta a la energía y mejora el deseo sexual. Sin embargo, también tiene efectos neuronales y en algunos hombres que encontramos en nuestras prácticas, los efectos pueden ser muy visibles: bajo estado de ánimo e irritabilidad“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*