Aprende a gestionar tus emociones para evitar problemas de erección

aprende a gestionar tus emociones

El pasado viernes 6 de abril, nuestros compañeros de Men Wellness publicaron un artículo titulado Cinco hábitos saludables para prevenir la impotencia. En él se enumeraban algunos aspectos de nuestras vidas a los que debemos prestar atención si queremos prevenir futuras disfunciones sexuales (problemas de erección, por ejemplo), tengamos la edad que tengamos. Entre ellos, provocó un especial interés en nosotros el primer punto que mencionaban: Cuida tu mente.

Y es que, aunque el estrés, los celos y los enfados son culpables de gran parte de nuestros males, aún son muchas las personas que no prestan demasiada atención ni cuidado a la gestión de sus emociones.

Una de las principales causas de la disfunción eréctil es la psicológica y si queremos evitarlo, deberíamos preocuparnos desde hoy mismo por cuidar nuestra salud mental. ¿Cómo? Vigilando el nivel de estrés al que nos vemos sometidos diariamente o aprendiendo a gestionar las emociones (…)

Para seguir profundizando en este tema, hemos contactado con Mar Argüello Arbe, psicóloga y psicoterapeuta. Ella nos ayudará y guiará en esta tarea tan compleja que es la gestión de las emociones.

¿Por qué deberías aprender a gestionar tus emociones?

Por muy extraño que nos parezca y dentro del espectro emocional humano, según la especialista, los estados negativos como por ejemplo el estrés, resultan ser elementos necesarios en nuestro día a día. Según sus propias palabras nos preparan para afrontar una gran variedad de situaciones, si no existiera cierto nivel de estrés, nuestro cerebro no sentiría ninguna necesidad de pedirnos una actuación coherente con lo que estamos viviendo.

Por tanto, y a pesar de que pueda parecernos que son muchas las cosas que están fuera de nuestro control, sí está en nuestras manos el manejar mejor o peor las situaciones y momentos con los que nos encontramos.

aprende a gestionar tus emociones para evitar la disfunción eréctil

CLAVES PARA MEJORAR LA GESTIÓN DE TUS EMOCIONES

1- Comprende que algunas cosas están bajo tu control y otras no

Solo tras haber hecho frente a esta regla esencial y haber aprendido a distinguir entre lo que podemos controlar y lo que no, será posible la tranquilidad interior y la eficacia exterior, explica Mar Argüello;  bajo nuestro control están nuestros deseos, nuestras opiniones o aspiraciones, etc. Ajeno a nuestro control, por ejemplo, está la forma en que nos ven los demás, el tipo de cuerpo que tenemos, o la temperatura que hace hoy. Intentar controlar o cambiar aquello que no podemos, tiene como único resultado la angustia.

2- Las situaciones no nos hacen daño, pero nuestra visión de las mismas nos lo pueden hacer

Desengáñate. Según la psicóloga, las cosas por sí mismas no nos hacen daño, ni nos ponen trabas. Tampoco las demás personas. La forma en que vemos las cosas es otro asunto. Son nuestras actitudes y reacciones las que nos causan problemas. Cuánto más examinamos nuestras actitudes y trabajamos sobre nosotros mismos, menos susceptibles somos de ser barridos por reacciones emocionales tormentosas.

3- Acepta los acontecimientos

Si pasamos la vida esperando a que las cosas sucedan tal y como nosotros queremos, probablemente pasemos la vida sufriendo. Por ello, la recomendación de la profesional es tan simple como esta:

No exijas que los acontecimientos sucedan como quieres que sucedan. Acéptalos tal como son.

4- Ni “absolutos” ni “deberías”

 “Todo me sale mal”, “nada me sale bien”, “esto no debería ser así”, etc. ¿Te suena?

Cuando estamos vulnerables nos llenamos de exigencias y nos vemos abrumados por este tipo de diálogo. Es entonces cuando nos conviene parar y darnos cuenta que son conversaciones internas improductivas, que nos ciegan y conectan con nuestra parte más irracional.

¿Por qué no pruebas a cambiar tu dialogo interno como en estos ejemplos?

Debería ser asíEstaría bien que fuera de esta forma.

Nada me sale bien Este hecho concreto no me ha salido bien.  

5- Respira

Somos conscientes de que a pesar de estos consejos, los momentos de estrés llegarán y probablemente te verás desbordado en más de una situación en el trabajo, en casa, con tu pareja, etc. Para estos casos, la psicóloga Mar Argüello recomienda poner especial atención a la forma en que estamos respirando en ese preciso instante: Así, cuando conozcas tu respiración, podrás intentar darle profundidad a tus inspiraciones y espiraciones para ayudarte a recuperar la tranquilidad. 

¿A qué esperas para poner en práctica estos consejos? Incorpora estas buenas costumbres mentales a tu día a día y asegúrate una mente sana y activa y una vida sexual satisfactoria de por vida.

técnicas para controlar tus emociones

Ya estoy experimentando problemas de erección, ¿qué puedo hacer?

Una técnica muy recurrida a la hora de gestionar esta disfunción sexual es la conocida como respiración y visualización. O lo que es lo mismo: SI QUIERES, PUEDES.

En vez de centrarte en una posibilidad negativa, imaginando que vas a tener un problema de erección justo en el momento menos indicado, respira hondo, con constancia, y visualiza el éxito.  Esta técnica funciona porque, según numerosos estudios, el cerebro reconoce como real la imagen que le ofrezcamos si lo hacemos con la intensidad necesaria. Es decir, si piensas que lo conseguirás, aumentarás las probabilidades de que así sea: tu cerebro vivirá ese pensamiento como si estuviera pasando de verdad.

Por otro lado, existen algunos casos en los que, por mucho que nos empeñemos en tener una actitud positiva y por mucho que hayamos cuidado nuestra salud mental, los problemas de erección siguen apareciendo una y otra vez. Esto sucede cuando la disfunción sexual no es puntual ni debida a ningún problema psicológico sino a un trastorno físico.

Algunas causas podrían ser:

  • Hipertensión arterial
  • Desequilibrio hormonal
  • Enfermedad en los riñones
  • Trastornos neuronales
  • Hiperplasia
  • Diabetes
  • Colesterol alto

Como ves, detrás de un problema de erección puede esconderse un asunto serio, por ello nuestra recomendación es que si ya has descartado las causas psicológicas, te pongas cuanto antes en manos de un especialista.

Comments 1

  1. Pingback: Cómo mejorar las erecciones con éxito - Clínicas Doctor T

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*