Bajo nivel de Testosterona y su papel en el hombre

baja t y salud masculina

La testosterona es la hormona más importante que tiene los hombres, de ella depende múltiples características masculinas como el vello facial y corporal, la grasa corporal, la musculatura, la salud sexual, la producción de espermatozoides, salud ósea, etc. La testosterona se produce en los testículos, y el cerebro y la glándula pituitaria controlan la cantidad que se produce.

¿Qué pasa cuando hay un nivel bajo de Testosterona?

El hipogonadismo, también denominado como deficiencia de testosterona, puede provocar:

  • Reducción del apetito sexual o falta de libido.
  • Disfunción eréctil.
  • Cantidad insuficiente de esperma.
  • Incluso ginecomastia (engrandecimiento patológico de una o ambas glándulas mamarias en el hombre).
  • Pérdida de vello corporal.
  • Disminución de la fuerza física y musculatura.
  • Acumulación de grasa, etc.

Si se prolonga en el tiempo, está asociado a la osteoporosis, reducción del tamaño de los testículos.

¿Qué provoca la reducción de testosterona?

  • Tener una lesión o infección testicular.
  • Tratamiento con radiación.
  • Algunos medicamentos.
  • Enfermedades crónica como obesidad, diabetes, etc.
  • Trastornos genéticos.
  • Trastornos hormonales.

¿Cómo se realiza la diagnosis de un déficit de testosterona?

Deberá acudir a un médico endocrino para que le realice una exploración y una analítica completa (en ayunas), donde se comprueben los valores de testosterona libre en sangre, y se analicen los perfiles hormonales masculina y femenino. El nivel normal de testosterona oscila entre:

  • Hasta los 20 años de edad: 0.2 – 42.5 pg/ml
  • Entre los 20 y 39 años: 8.9 – 42.5 pg/ml
  • Entre los 40 y 59 años: 6.6 – 30.00 pg/ml
  • A partir de los 60 años: 4.9 – 21.6 pg/ml

¿Qué tratamientos existen para el déficit de testosterona/hipogonadismo?

Los tratamientos con testosterona pueden devolver al hombre su interés sexual, la calidad de sus erecciones, mejorar su estado anímico, aumentar la energía y densidad de los huesos, etc. Existen varios métodos:

Fuente: http://www.hormone.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*