Dos de cada cinco hombres padecen hipogonadismo

Dos de cada cinco hombres padecen hipogonadismo
Dos de cada cinco hombres padecen hipogonadismo

Dos de cada cinco hombres padecen hipogonadismo

El hipogonadismo es el término para denominar el déficit de testosterona libre en sangre, y sus síntomas son variados, y en ocasiones fácilmente camuflables con otros síntomas de otras enfermedades. Los primeros síntomas más notables son cansancio, fatigabilidad, y pérdida de energía vital. Según el Dr. Ángel Cunill, médico especialista en salud masculina y Director Técnico de Clínicas Doctor T, “lo primero que hay que hacer es controlar las enfermedades acompañantes, la obesidad, el alcoholismo, la administración de fármacos y el consumo de anabolizantes sin control médico”. Una vez que se han controlado estos factores, se procede a realizar unas pruebas médicas para ver si se puede suministrar una terapia de reemplazo con testosterona bioidéntica. La duración del tratamiento depende de varios factores, según nos explica el Dr. Cunill, como:

  • Edad del paciente
  • Enfermedades que padezca
  • Consumo de fármacos
  • Grado de obesidad
  • El estado del eje hipotálamo-hipofisiario-gonadal

Pero “generalmente con tratamientos de duración entre 3 y 6 meses es suficiente para solucionar el hipogonadismo“, afirma Cunill.

¿En qué consiste el tratamiento para el hipogonadismo?

El Dr. Ángel Cunill explica que “Las clases más comunes de terapia de testosterona son inyecciones de acción prolongada, geles y parches. Antes de prescribir estos tratamientos opcionales para reemplazar a la testosterona, se abordarán los signos y síntomas de la baja testosterona, como la fatiga extrema, depresión, falta de deseo sexual, pérdida de masa muscular, grasa en el abdomen y aumento de peso. Además los geles y parches no siempre son bien tolerados y difícilmente se pueden adaptar a las necesidades individuales. Los tratamientos inyectables se pueden variar tanto en frecuencia como en cantidades, siendo lo más común cada dos o tres semanas. También existen presentaciones inyectables trimestrales.

Para tratar de prevenir el hipogonadismo, el Doctor aconseja llevar un estilo de vida sano, evitar la obesidad, no consumir anabolizantes, practicar ejercicio, etc.

Es realmente importante controlar el tema ya que el hipogonadismo en muchas ocasiones resulta ser causa de serios problemas sexuales. Cunill afirma que “Se ha comprobado que alrededor de un 20 por ciento de los varones sufre esta disfunción en algún momento de su vida y solo en un 25 por ciento es atribuible a causas psicológicas“, en el resto de las causas, suele estas involucrada la testosterona libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*