Ellos también pasan la menopausia

Caída del pelo, ataques de calor, irritabilidad y depresión, disminución de la actividad en pareja, dificultad para dormir, acumulación de grasa abdominal, dolor articular, etc. Estos son solo algunos de los síntomas que experimentan los hombres conforme suman años en el DNI, debido a una disminución natural de los niveles de la hormona masculina principal.

¿Los síntomas de la edad te amargan la vida?

Este proceso de envejecimiento del hombre, bautizado como andropausia, (o hipogonadismo tardío), es un auténtico desconocido, al contrario que la menopausia, cuyos síntomas y problemas derivados son de conocimiento público. La andropausia y menopausia guardan numerosas similitudes y tan solo existe entre las dos condiciones una diferencia fundamental: ellas tienen asumido su ciclo vital, ellos el suyo no. Dr. Schulten, coordinador de Mens Health en el Hospital Ceram

Los síntomas a los que se refiere Schulten tienen consecuencias a nivel psicológico y físico. Los síntomas de disfunciones en la salud en pareja son, por lo general, los que primero llaman la atención.

El urólogo reconoce que los hombres acuden a la consulta cuando advierten de que hay una disminución de la líbido o una disfunción porque son quizá para ellos los síntomas más preocupantes, pero no reparan en otras consecuencias de este proceso natural de envejecimiento, que también afecta a nivel psicológico. En este ámbito los cambios más habituales tienen que ver con los trastornos del sueño, la falta de ánimo y motivación. En algunas personas, incluso, surge un cuadro de ansiedad que puede llegar a la depresión.

Por último, el Dr. Schulten habla de síntomas orgánicos que afectan al resto del cuerpo, como anemia y la osteoporósis, que es una consecuencia clásica de la andropausia, al igual que en la mujer menopáusica. Otros síntomas orgánicos son de menos envergadura, pero algunos varones también notan que la piel se vuelve más seca, vulnerable y menos resistente a los cortes. Además, se produce una pérdida de masa muscular importante que cambia el aspecto del hombre y un aumento de la grasa en la cintura. O sea, la típica barriga que surge a partir de cierta edad, en parte, es debido al declive al hormonal.

La buena noticia es que una vez diagnosticada, la andropausia tiene tratamiento a través del tratamiento adecuado. En la actualidad, la hormona se puede administrar de diferentes maneras, siendo las más cómoda y efectiva via inyección intramuscular. “Normalmente se suelen realizar controles del niveles para descartar otros orígenes del declive hormonal como puede ser, por ejemplo, un tumor de la hipófisis. Una vez descartado esto, a la persona se le aconseja iniciar un tratamiento sustitutivo, que se tolera sumamente bien siempre que se respeten los niveles de sustitución. Es decir, lo que intentamos es que el paciente tenga un nivel de testosterona correcto para su edad”, concreta Schulten.

 

Fuente y ver artículo completo en: http://www.diariosur.es/sociedad/salud/201512/11/disfuncion-erectil-perdida-apetito-20151211163530.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*