La baja testosterona no es consecuencia del envejecimiento

la testosterona baja no es consecuencia del envejecimiento

Ya hace algunos meses, un estudio médico de la MMUM (Michigan Medicine University of Michigan) apuntaba maneras advirtiendo que la baja testosterona no es consecuencia del envejecimiento, concluyendo en que vigilar los niveles de testosterona resulta de crucial importancia para todos los hombres, tengan la edad que tengan.

Hoy, meses después, los especialistas comienzan a hacerse eco de la noticia. Y es que cada vez un mayor número de hombres jóvenes (comprendidos entre los 20 y 40 años de edad) se aquejan de afecciones de tipo físico, mental y sexual tipicamente relacionadas con el hipogonadismo. Así lo afirmaba ayer en su blog de salud el canal CNN.

Los problemas en los que más hacen hincapié estos jóvenes son relativos, sobre todo, al terreno sexual: disfunción eréctil, falta de libido y pobre rendimiento sexual. Hasta hace no mucho, en la comunidad médica, estas disfunciones se habían asociado siempre a hombres de más avanzada edad (entre los 40 y los 80 años de edad) pero las evidencias recientes nos obligan a replantearnos dos cuestiones. La primera, que el hipogonadismo quizá no sea una afección tan ligada a la edad como pensábamos. Y la segunda, pero no menos importante: ¿por qué gente tan joven y teóricamente sana está comenzando a experimentar este tipo de problemas?

El hipogonadismo a edad avanzada

“La baja testosterona sigue siendo más común en hombres mayores. El hipogonadismo, más conocido como andropausia, provoca un descenso en los niveles de testosterona a lo largo del tiempo De hecho, después de los 40, los hombres experimentan en su nivel de testosterona una reducción del 3% por año”, afirma el Dr. Geovanni Espinosa, profesor asociado y director del departamento de Urología de la NYU Lanogone Health.

De acuerdo con algunas investigaciones, la media de los hombres de 80 años presentan alrededor de un 50% menos de testosterona que cuando tenían 30 años. Como resultado de este descenso de la testosterona, muchos hombres padecen insomnio, ganan peso, experimentan un descenso de la masa muscular y la densidad osea y lidian con un importante descenso del deseo sexual y otros problemas sexuales.

La baja testosterona no es consecuencia del envejecimiento

Aún así, a día de hoy es posible afirmar que la baja testosterona no es una consecuencia del envejecimiento. Al contrario, existen un buen número de factores que impactan e influyen directamente sobre los niveles hormonales de un hombre. El mismo Dr. Espinosa, co-autor del libro Integrative Sexual Health, apunta a algunos de estos factores como el humor, los niveles de energía, la genética o la medicación que se toma.
Un buen número de médicos opina que otros factores como la obesidad, el estrés y la falta de sueño recurrente desempeñan un papel importante en este problema. En definitiva, un estilo de vida demasiado acelerado en el que la dieta cojea y la práctica deportiva y el descanso de calidad escasean no ayuda a mantener unos niveles hormonales equilibrados. Así, podría considerarse que estos factores son causantes directos e indirectos de un hipogonadismo temprano.

¿Cómo tratar el hipogonadismo en hombres jóvenes?

Al igual que en hombres de mayor edad, el hipogonadismo o nivel bajo de testosterona es perfectamente tratable en hombres más jóvenes. Sin embargo, el tratamiento debe estar justificado y ser prescrito y controlado por un profesional médico en todos los casos.
“La testosterona, como todas las hormonas, lleva a cabo múltiples acciones en nuestro cuerpo y mente,” dice el Dr. Andrew Weil, editor del libro anteriormente mencionado. “En mi opinión, solo debería prescribir y administrar testosterona a pacientes que presentan un hipogonadismo documentado por los análisis de sangre apropiados.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*