La infidelidad masculina tiene su base científica

la testosterona en el hombre

Dos investigadores del área de Neurociencias del departamento de Biología de la Reproducción de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, Adriana Morales y Armando Ferreira, recientemente afirmaron que el hecho de que el hombre sea proclive a la infidelidad reside en la estructura del cerebro. Morales y Ferreira plasmaron en su estudio sobre estrategias reproductivas lo siguiente: “En el cerebro masculino predomina la inclinación hacia el sexo y en el de la mujer, el compromiso. El hombre no se embaraza, copula y copula porque su cerebro está impregnado permanentemente de testosterona, que lo impulsa a la acción, mientras que los cambios hormonales, propios de la mujer, promueven conductas maternales y de compromiso“.

Según este estudio, la infidelidad no responde solo a diferencias funcionales del cerebro, si no que también se ve influido por las variaciones en la forma y estructura del cebrero. Por ejemplo, la amígdala cerebral, la responsable de las emociones básicas de supervivencia, madura antes en el caso de las mujeres, por lo que son mas propensas a evitar situaciones de riesgo, como pudiera resultarles las relaciones sexuales con extraños.

Con el avance de los estudios sobre la genética humana, el tema de la infidelidad masculina ha sido relacionado con la presencia o no de ciertos genes. En el año 2008, el aclamado Instituto Karolinska de Suecia, concluyó que con simplemente una variación del gen 334 se multipla en el hombre las probabilidades de teenr conflictos con su pareja. En resumen, aseguraron que el 40% que tienen este trozo diferente de ADN, son propensos a buscar otras mujeres fuera de su relación. Dicho estudio fue publicado en ‘Proceeding of the National Academy of Sciences’, lo que le dota gran valor y credibilidad.

Hay que añadir también, que hay expertos que justifican la infidelidad por estar liagada a la preservación de la especie humana. Es decir, según Richard Dawkins, biólogo evolucionista, la poligamia aumenta las posibilidades de dejar en la tierra más descendientes con su misma genética, con lo que tarsciende biológicamente.

(Fuente: http://www.eltiempo.com/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*