Osteoporosis en los hombres y testosterona

Osteoporosis en los hombres y testosterona

Osteoporosis en los hombres y testosterona

 

Causas de osteoporosis en hombres

Lejos de ser una  minoría, el número de afectados es cada vez más grande.  En el 2025 el número de fracturas de cadera en el hombre igualará el número de fracturas de cadera en la mujer de 1990. En España estarían afectados de osteoporosis más de 700 mil varones,un porcentaje que ronda el 5% de la población. En términos de probabilidad, las estadísticas dicen que uno de cada cinco hombres mayores de 50 años sufrirá fracturas por osteoporosis. En algunos países las fracturas por osteoporosis en el varón ya es una causa no desdeñable de hospitalización y representa el 30% de todas las fracturas de cadera a nivel mundial. ¿Los hombres son conscientes de estos riesgos? una serie de factores específicos en el hombre que hacen que la probabilidad de padecer osteoporosis aumente, como es la castración quirúrgica debido a un cáncer de próstata o el hipogonadismo (incapacidad de los testículos para producir espermatozoides, testosterona o ambos).

El aumento del riesgo de fractura ocurre más tarde en el hombre que en la mujer. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el riesgo de que un hombre presente una factura osteoporótica a lo largo de su vida es mayor que la probabilidad de desarrollar un cáncer de próstata y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años tendrá una fractura relacionada con la osteoporosis en lo que le reste de vida. Estos datos, unidos a que la morbilidad y mortalidad debido a la fractura de cadera es mayor en el hombre que en la mujer, resaltan la importancia de un diagnóstico precoz también en el varón. Conocer los riesgos es un primer paso para prevenir y combatir la osteoporosis.

Asimismo, la vitamina D es un compuesto imprescindible del metabolismo óseo. Sin embargo, no se encuentra en los alimentos. Basta con tomar un poco de sol (algo que en nuestro país no falta) para sintetizarla, pero curiosamente, más de la mitad de la población en España tiene déficit de vitamina D. La falta de ejercicio y de actividad física, no estar en el peso adecuado, pasar largas temporadas inmovilizados tampoco ayuda a fortalecer el esqueleto y puede favorecer la aparición de la osteoporosis.

La incidencia de fracturas es mayor en hombres que en mujeres desde los 18 hasta los 40 a 50 años de edad en que esta tendencia se cambia y especialmente las fracturas de la pelvis, húmero, codo y fémur se vuelven mas frecuentes en mujeres. Por ejemplo, las fracturas de cadera tienen una incidencia de 2 a 1 a favor de las mujeres. A pesar de ello, la incidencia de fracturas por traumas menores, en especial de la columna vertebral y la pelvis también se incrementa rápidamente con la edad reflejando un incremento de la fragilidad ósea.

Por razones aún no muy claras la incidencia de fracturas de cadera en hombres tiene una tendencia a incrementarse mas rápidamente que en las mujeres. Puede ser que por las enfermedades asociadas, la mortalidad asociada con fracturas de cadera en los hombres mayores de 75 años de edad, es considerablemente mas alta que en las mujeres. Por ejemplo en Europa  en que la incidencia de fracturas de extremo proximal de fémur es el doble en mujeres, la mortalidad asociada es aproximadamente igual en ambos sexos, con un mayor riesgo de muerte en hombres.

La masa ósea también es un factor de predicción de la mortalidad en el hombre. Hombres con T escore >-2 tienen una tasa de mortalidad del doble comparada con la de los hombres que presentan un T escore normal.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial de Osteopenia o reducción de masa ósea sin fracturas y Osteoporosis, que es un grado mayor de pérdida de masa ósea, en hombres incluye lo siguiente:
Entre el 40 y el 50% de todos los casos de osteoporosis en hombres son responsables el hipogonadismo, el exceso de alcohol y los glucocorticoides. Otras causas a descartarse son el hiperparatiroidismo, hipertiroidismo, mieloma múltiple e hipercalciuria idiopática. La enfermedad oculta del tracto gastrointestinal debe tomarse en cuenta, especialmente en presencia de niveles bajos de vitamina D, niveles elevados de hormona paratiroidea y excreción urinaria baja en calcio.

La osteoporosis en el hombre puede presentarse con hipercalciuria y parámetros óseos de elevado recambio óseo. Después de descartar toda la etiología posible de osteoporosis masculina, un 40-50% de casos caen en la definición de Osteoporosis idiopática.

Hipogonadismo

La deficiencia de testosterona de larga data es un hallazgo típico en un 20 a 30 % de pacientes varones con fracturas vertebrales y más del 50% de pacientes varones con fracturas de cadera. La edad más frecuente de estos pacientes varones es sobre los 60 años y tienen síntomas de impotencia y decrecimiento excesivo de la libido desde hace 20- 30 años. Todas las causas de hipogonadismo primario o secundario pueden estar asociadas a osteoporosis en hombres, incluyendo Klinefelter, hipogonadismo hipogonadotrópico, hiperprolactinemia, hemocromatosis, etc.

Hipogonadismo se refiere a los niveles anormalmente bajos de las hormonas sexuales. Es bien sabido que la pérdida de estrógeno hace que la osteoporosis en las mujeres. En los hombres, los niveles reducidos de las hormonas sexuales también pueden causar osteoporosis. En cuanto a los factores más específicos del hombre, cualquier déficit anómalo de testosterona (por ejemplo, hipogonadismo) tendrá repercusiones. De hecho, se ha demostrado que la carencia a largo plazo de testosterona es típica en un 30% de los hombres con osteoporosis vertebral. Asimismo, con menos testosterona, hay menos absorción intestinal de calcio, lo que conlleva a una disminución de formación ósea.

La osteoporosis en hombres continúa estando infradiagnosticada e infratratada, así como el déficit de testosterona libre y es corriente que esta última condición se arrastre durante más de 10 años antes de acudir a consulta. Su presencia obliga a descartar condiciones o enfermedades predisponentes. Se deben recomendar medidas de prevención generales y cuando sea necesario también suplementación con 1.200mg/día de calcio y, al menos, 800UI/día de vitamina D. Los andrógenos  están justificados si existe hipogonadismo, y  si el riesgo de fractura es muy elevado a pesar de la sustitución con testosterona, se asociará con bifosfonatos. El tratamiento hormonal sustitutivo con la hormona masculina, también aumenta los niveles de somatomedina, que a su vez tiene un papel importante en la formación ósea, así como la DHEA, que es otro andrógeno, que disminuye con la edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*