¿Qué es el hipogonadismo? ¿Cómo puede afectarte a tu día a día?

El hipogonadismo o deficiencia de la hormona testosterona aumenta el riesgo de padecer enfermedades como diabetes, sobrepeso y hasta un evento cerebral vascular, por lo que es imprescindible que todos los varones  a partir de los 40 años lleven un control médico acerca de sus niveles de testosterona, sobretodo ante la aparición de alguno de sus síntomas como fatiga,  disminución de masa muscular, disfución eréctil o pérdida de libido.

El investigador y experto en Farmacología y Toxicología del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav), Miguel Gil Flores, anunció otros síntomas sobre los que estar atentos que podrían manifestar déficit de testosterona: irritabilidad, depresión, dolor articular, dificultad para concebir el sueño, ataques de calor, etc. Tal y como comentó Gil Flores, la disminución del nivel de testosterona “forma parte de un proceso natural que se desencadena con el paso del tiempo”.

Aunque cada hombre tiene sus condiciones, generalmente a partir de los 30 años, comienza a disminuir la testosterona en un 1% anual, porcentaje que se va incrementando con los años, de tal forma, que todos los hombres acaban sintiendo alguno de sus síntomas. Miguel Gil comentó que los hombres que se encuentran entre los 40 y 50 años y padecen síntomas de déficit de testosterona, se les aconseja que adopten formas de tratar de evitar riesgos cardiovasculares, basándose en un estilo de vida saludable, acompañándolo de un tratamiento médico prescrito y supervisado por un médico especialista. Según el investigador de Cinvestav: “Como parte de esta estrategia es pertinente restablecer los niveles de testosterona. Para lograrlo existen tratamientos de reemplazo de testosterona…”

Cuando el nivel de testosterona vuelve a valores normales, el organismo masculino siente sus mejorías, como:

  • Se incrementra la masa muscular y fuerza
  • Mejora el perfil lípidos
  • Aumenta la densidad ósea y resistencia física
  • Mejora el metabolismo
  • Recupera la libido y funciones sexuales
  • Mejora el estado mental y anímico

Así, Miguel Gil concluyó “Una terapia farmacológica y las indicaciones del médico especialista mejoran la libido y la función sexual masculina, además de generar un efecto positivo en el estado mental, la autoestima y ánimo del paciente, por lo que no solamente se contribuye a reducir el riesgo cardiovascular, sino que hay evidencia de que reestablece varios procesos metabólicos en favor del bienestar integral del hombre”

(Fuente: vertigopolitico.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*