Ciclo Hormonal Masculino

guía de salud

Tabla de contenidos

Múltiples artículos mencionan el ciclo hormonal del hombre, pero qué tan cierto es esto, ¿es correcto decir que tiene un ciclo con las características hormonales del ciclo de la mujer? ¿Por qué es importante conocer el eje hormonal del hombre? ¿Cuál es la influencia de la testosterona en la estabilidad y vitalidad del hombre? ¿Pueden los cambios en el estado de ánimo, la ansiedad o incluso la depresión estar relacionados con el eje hormonal masculino? Vamos a dilucidarlo basados en la fisiología, literatura de la ciencia médica y en nuestra amplia experiencia en Clínicas Dr. T de más de 7 años en España y más de un millar de pacientes. Empecemos por el principio, entendiendo la fisiología de la testosterona, hormona protagonista de este tema.  

¿QUÉ ES LA TESTOSTERONA? 

La Testosterona es la hormona más importante producida por los testículos. Precisamente en las gónadas masculinas (los testículos) se encuentran las células de Leydig, en ellas es sintetizada esta hormona, que es un esteroide, formado a partir del colesterol.

En estas células especializadas (de Leydig), a través de unas enzimas (17α hidroxilasas) se transforma colesterol en pregnenolona (otro esteroide y principal precursor de más esteroides) Otras enzimas aportan su función en una secuencia de pasos de biosíntesis para obtener testosterona a partir de la pregnenolona: pregnenolona, progesterona, dehidroepiandrostenediona, androstendiona y testosterona.

.

Quien comanda este proceso es nuestro cerebro, y aquí se completa el llamado Eje Hipotálamo – Hipófisis – Testicular, el cual funciona a través de unas señales (también hormonales), con las que se comunican estos 3 órganos.  

El Hipotálamo le envía su orden a la Hipófisis a través de la GnRH (Hormona Liberadora de Gonadotropinas), indicándole (a la Hipófisis) que envíe una señal al Testículo, este mensajero, es la conocida LH (Hormona Luteinizante), la cual estimula a las células de Leydig para que produzcan la tan anhelada Testosterona, quien directamente es sensada por el Hipotálamo

Este es, grosso modo, el funcionamiento del eje, existen muchos más mediadores, hormonas y neurotransmisores participando en este proceso pero para hacerlo más fácil de digerir lo hemos resumido así. 

HOMBRES VS MUJERES

Comparemos, puede pasar desapercibido el conocimiento de que las mujeres también tiene testosterona en su organismo, veamos, en los varones adultos sanos diariamente los testículos secretan 4 a 9 mg (13.9 a 31.33 μmol/día) de testosterona. En las mujeres, mayormente por el ovario, y en menor cantidad por las glándulas suprarrenales, son liberadas pequeñas cantidades de testosterona. 

En cuanto a cantidades de testosterona en sangre, tanto libre como unida (albúmina, SHBG), son de 300 a 1000 ng/100 ml (10.4 a 34.7 nmol/L) en el varón adulto, comparado con 30 a 70 ng/100 ml (1.04 a 2.43 nmol/L) en la mujer adulta. 

En definitiva compartimos hormonas pero en cantidades bastantes diferentes, y la secreción en el hombre se hace en intervalos diarios, mientras que en las mujeres ocurren en fases secuenciales durante el transcurso del mes. Con el paso de los años cada uno va sufriendo cambios por la edad, claro hay numerosas excepciones en las cuales el proceso se pueda afectar antes de tiempo, pero en general, progresivamente la carencia hormonal va llevando a Hipogonadismo y Menopausia respectivamente. 

FUNCIONES DE LA TESTOSTERONA EN EL CICLO HORMONAL MASCULINO

Aquí empezamos a atar cabos, entendiendo los propósitos para los que la Testosterona es liberada en nuestro torrente sanguíneo. Desde nuestro periodo embriológico la hormona produce diferenciación del sistema nervioso central, aquí el cerebro y la testosterona se conocen y quedan conectados para siempre, influyendo en su bienestar de forma recíproca. Unos niveles compensados de Testosterona permiten tener una mejor cognición, disminuyendo al máximo el brain fog o fatiga cerebral.

Sin pasar por alto el importante proceso de diferenciación sexual y reproductiva, la base para que años más tarde en la adolescencia ocurra la explosión hormonal (fundamental para establecer la libido) que nos permite la maduración y crecimiento para llegar a la vida adulta, proceso en el que se incluye la musculación y la formación de masa ósea que depende de niveles óptimos de testosterona. 

Sabiendo este contexto, comprendemos que la testosterona influye en procesos biológicos mediados por el cerebro como el ciclo vigilia sueño, y la alteración de los mismos incurren en afectar la secreción final de testosterona, por ello uno de los síntomas del hipogonadismo (Baja secreción de testosterona) es el insomnio, el cual induce al paciente a permanecer en un círculo vicioso, carencia de sueño, disminución de secreción de testosterona y viceversa. En Clínicas Dr. logramos que nuestros pacientes rompan este círculo vicioso, resuelvan su insomnio y equilibren ciclo circadiano, redundando en calidad de vida.

En asociación a esto, podemos hablar de la injerencia de la testosterona en la salud mental, niveles inadecuados de testosterona se relacionan con alteraciones mentales como trastornos del estado de ánimo, entre ellos ansiedad, depresión y trastorno bipolar; se ha relacionado con trastornos psicóticos como esquizofrenia y trastornos de la personalidad. La testosterona baja, el cortisol alto, la DHEA-S baja, la progesterona alta, entre otras, han demostrado una relación establecida con la depresión, tanto en hombres como en mujeres.

El cortisol alto tiene estrecha y directa relación con los altos niveles de estrés, que también deben ser corregidos para no antagonizar la acción de la testosterona, Múltiples estudios han demostrado que en el manejo de la depresión masculina  recibir una suplementación apropiada de testosterona es una estrategia antidepresiva efectiva.

Para facilitar la identificación de síntomas tempranos de depresión, puedes preguntarte si tienes alguno de los siguientes: Irritabilidad, mal humor, insomnio, anhedonia (incapacidad para disfrutar de actividades que usualmente te producen placer), baja libido. Si ves, los síntomas de hipogonadismo son casi indistinguibles de los de la depresión, de hecho la depresión hace parte del gran cuadro clínico del hipogonadismo, sin decir que sea este la única causa de la depresión, pero evidentemente están relacionados.

Importante recordar síntomas como pérdida progresiva de masa muscular, fatiga física, esterilidad, osteoporosis, ginecomastia, propios del hipogonadismo.

CONCLUSIÓN

El eje hormonal masculino, su secreción de testosterona diaria (ciclo hormonal masculino), y su óptimo equilibrio permiten una estabilidad y salud en todos los aspectos del hombre no solo físicos sino también mentales y psíquicos. Múltiples factores pueden llevar a la pérdida de este equilibrio, pero hay solución.

En clínicas Dr T, te acompañamos a conseguir una recuperación de tu calidad de vida, con un manejo integral, entregándote estrategias para gestión efectiva del estrés, ansiedad y depresión, basados en la suplementación adecuada de Testosterona exógena con seguimiento estrecho clínico y analítico según nuestros protocolos altamente efectivos y comprobados, nuestros pacientes dan fe de ello.

Si quieres comprobar tus niveles de testosterona, puedes realizar este test de testosterona totalmente GRATUITO y con resultados valorados por profesionales.

BIBLIOGRAFÍA/CIBERGRAFÍA

  1. La influencia de la testosterona en el sueño – Clínicas Doctor T
  1. Síntomas Testosterona Baja – Doctor T, especialistas en salud masculina
  1. Fisiología del aparato reproductor masculino. In: Barrett KE, Barman SM, Boitano S, Brooks HL. eds. Ganong. Fisiología médica, 24e. McGraw Hill; 2013. Accessed julio 01,2022. Fisiología del aparato reproductor masculino
  1. Javier I. Borráz-León, José J. Herrera-Pérez, Ana L. Cerda-Molina, Lucía A. Martínez-Mota, Testosterona y salud mental: una revisión, Psiquiatría Biológica, Volume 22, Issue 2, 2015, Pages 44-49, ISSN 1134-5934, https://doi.org/10.1016/j.psiq.2015.10.005. Testosterona y salud mental: una revisión – ScienceDirect
  1. D.M. Campagne, Causas orgánicas y comórbidas de la depresión: el primer paso, SEMERGEN – Medicina de Familia, Volume 38, Issue 5, 2012, Pages 301-311, ISSN 1138-3593, https://doi.org/10.1016/j.semerg.2011.12.010.

[Subir]


Esperamos que esta guía de salud para hombres te haya sido de utilidad y de ser así, que la compartas con todos los hombres que conozcas y te importen.