El tratamiento con testosterona mejora la densidad ósea y la anemia

Tratamiento testosterona mejora la densidad ósea

Una reciente investigación liderada por el L.A. BioMed ha demostrado que el tratamiento con testosterona en hombres mayores de 65 años con baja testosterona, mejora la densidad ósea y la anemia.

Un equipo de investigadores de L.A BioMed y 12 centros médicos más de EEUU, junto con el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, realizaron los Ensayos de Testosterona (TTrials). Siete concretamente, en los que se evaluaron los efectos del tratamiento con testosterona durante un año. Cuatro de estos siete, se han dado a conocer recientemente.

Uno de los autores de estos cuatro estudios, Ronald S. Swerdloff, subrayó:

Aunque hemos sabido durante mucho tiempo que los niveles de testosterona disminuyen a medida que los hombres envejecen, se sabía muy poco sobre los efectos del tratamiento con testosterona en hombres mayores con testosterona baja hasta el año pasado. Nuestra primera investigación publicada el año pasado encontró beneficios del tratamiento de testosterona y esta última serie de estudios encuentra más beneficios en términos de mejoras de la densidad ósea y la anemia.”

La investigadora de LA Bio Med, la doctora Christina Wang, señaló que también encontraron que el tratamiento con testosterona mejoró la densidad ósea y resistencia ósea, según se determinó la TC. La doctora Wang determinó que:

“Después de un año de tratamiento, los hombres mayores con testosterona baja aumentaron significativamente la densidad ósea y la resistencia ósea estimada en comparación con los que recibieron placebo. Se necesitaría un ensayo más grande y más largo para determinar si el tratamiento de testosterona reduce el riesgo de fractura”.

También observaron que el tratamiento con testosterona elevó las concentraciones con hemoglobina. Así mismo, corrigió la anemia en los hombres que no tenían otra causa identificable de la misma, y la corrigió también en aquellos hombres que tenían una causa como deficiencia de hierro.

Aunque todas estas conclusiones han demostrado que la testosterona es beneficiosa para los participantes, no mejoró la memoria, ni otras funciones cognitivas.

Fuente: http://www.elmedicointeractivo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*