¿Pueden los síntomas sexuales tratarse mediante terapia de reemplazo?

La pregunta que da título a este artículo es clara. Tanto como la necesidad de respuesta y solución de los hombres que padecen algún tipo de disfunción sexual. ¿Puede la terapia de reemplazo tratar los síntomas sexuales?

Aunque actualmente esta cuestión sigue siendo objeto de estudio e investigación, a día de hoy ya se han recogido los datos suficientes como para demostrar la importancia del sistema endocrino y, particularmente los andrógenos, en el ciclo de respuesta sexual masculino.

La consecuencia directa de esto es que la terapia de reemplazo hormonal se convierte en una piedra angular en el tratamiento de aquellos pacientes que presentan hipogonadismo y, a su vez, disfunción eréctil.

Un grupo de especialistas de diferentes universidades de Italia y Holanda firman el último estudio (julio, 2019) de relevancia en este área. Testosterone Replacement Therapy for Sexual Symptoms.

Último estudio sobre la terapia hormonal demuestra su eficacia sobre los síntomas sexuales

El objetivo de este estudio es resumir la evidencia médica y científica disponible sobre la hormona testosterona en la regulación de la función sexual masculina. Así mismo, el estudio pretende proporcionar un resumen exhaustivo sobre los resultados sexuales de terapia hormonal en pacientes que sufren de disfunciones sexuales.

Para la realización de dicho estudio, los investigadores llevaron a cabo un análisis específico de la evidencia preclínica y clínica sobre el papel de la mencionada hormona en la regulación de la función sexual masculina. Además, se investigó por separado la evidencia disponible que respalda el papel de la terapia de reemplazo en varios resultados sexuales.

Si bien es cierto que la hormona testosterona es un modulador importante dentro de la función de respuesta sexual masculina, el papel de la hormona en el funcionamiento sexual es menos evidente en los estudios epidemiológicos. Esto es así porque otros factores externos e internos, incluidos los determinantes orgánicos, relacionales e intrapsíquicos, pueden provocar sus propios efectos sobre la respuesta sexual, independientemente del estado de los andrógenos.

No obstante, durante la investigación quedó claro que la terapia de reemplazo hormonal puede mejorar varios aspectos del funcionamiento sexual, incluida la libido, la función eréctil y la satisfacción sexual en general.

Por el contrario, los datos sobre el papel de la terapia hormonal en la mejora de la función orgásmica son mucho más conflictivos. Los investigadores apuntan a que todavía se necesitan más estudios controlados para llegar a conclusiones sobre la combinación de esta terapia y los inhibidores de la PDE5.

Conclusiones del estudio sobre hormona testosterona y disfunciones sexuales

Los efectos positivos de la terapia de reemplazo sobre síntomas sexuales, aunque reales, se observaron únicamente en presencia de un estado hipogonadal.

Por otro lado, esta terapia, por sí misma puede ser eficaz para restaurar solo las formas leves y moderadas de disfunción eréctil, mientras que es necesario combinarla con otro tipo de tratamientos cuando existe, por ejemplo, un daño vascular más grave.


Bibliografía:

Rastrelli G, Guaraldi F, Reismann Y, et al. Testosterone Replacement Therapy for Sexual Symptoms. Sex Med Rev 2019; 7: 464-475.

Dr. Manuel Correa Jáuregui. Los inhibidores de las fosfodiesterasas en el tratamiento de la disfunción sexual eréctil . Rev Cub Med Mil v.39 n.3-4 Ciudad de la Habana jul.-dic. 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *